Electrodomésticos con alma ecológica

21 May 2021

Las previsiones sobre el futuro del planeta son cada vez más alarmantes: el efecto invernadero y el consiguiente cambio climático pronto podrían cambiar el panorama en perjuicio de nuestro ecosistema y, por tanto, de nuestro bienestar. El sector de los electrodomésticos también tiene el deber de revisar sus ciclos de producción y de contribuir de forma activa a un proceso de responsabilidad ambiental que sea capaz de manejar los recursos energéticos agotables de forma consciente, sacando el máximo provecho a la energía obtenida de fuentes renovables y gratuitas, en un proceso que combina las innovaciones tecnológicas con un gran sentido de la responsabilidad social.

Glem Gas adopta una política industrial fuertemente orientada hacia el respeto del medio ambiente, a través de una intensa actividad de investigación y experimentación cuyo objetivo es la mejora continua, tanto a nivel estético como de prestaciones, y que abarca todo el ciclo de vida del producto, lo que incluye la gestión ecosustentable de sus componentes.

Para diseñar un electrodoméstico y realizarlo con altísimos estándares de calidad desde el punto de vista técnico, no es posible prescindir de la selección de procesos y materiales que garanticen el reciclaje prácticamente total del producto final. Los electrodomésticos de Glem Gas se realizan con tecnologías que facilitan la recuperación de sus componentes dentro de una lógica de reutilización basada en una cuidadosa estrategia ambiental. Todo el proceso se está orientando hacia el diseño ecológico de los productos, hechos para ser durables, pero también pensados en clave sustentable, es decir, con el mayor uso posible de materiales reciclables y adoptando soluciones más eficientes y de mayor rendimiento que al mismo tiempo consuman menos energía. Los aparatos y equipos inutilizados se dirigen a un proceso de tratamiento especial para recuperar la mayor parte del material de sus componentes y reducir, pues, su impacto en el medio ambiente.

Como demostración de este compromiso, Glem Gas recientemente puso en marcha un procedimiento de desguace de un lote de materiales desechados de 112 toneladas. Por cada tipo de aparato, se consideraron los diferentes componentes, enviados posteriormente a un proceso de recuperación que produjo importantes resultados, calculados como porcentaje del volumen total:

97 % de materias primas destinadas a una nueva vida
1 % de recuperación en forma de energía

Es hermoso pensar que la cocina también forma parte de una conciencia común que no derrocha, que reutiliza y se recicla mientras nos acompaña conscientemente por el camino hacia un futuro mejor en el respeto absoluto de la naturaleza.
 

Electrodomésticos con alma ecológica
Top
*#>
{{Chiudi}}